Entrevista a Carlos Pereyra Cardini, profesor de Educación Especial en Suecia

Testimonios

«En un año, he pasado de no saber nada de sueco a trabajar en una escuela en Suecia. Me parece un sueño»

En plena pandemia, este profesor de Educación Especial en Italia sintió que necesitaba un cambio radical en su vida y decidió ponerse a estudiar sueco. En un año ha pasado de no saber decir ni una palabra en sueco a trabajar en un centro educativo en Suecia. Además, destaca lo bien recibido que se ha sentido siempre y la amabilidad de sus compañeros de trabajo, que lo ayudaron en momentos muy difíciles.

Hola, Carlos. Estás en Suecia ahora, ¿verdad?

Sí, llegué en agosto de 2021. Estoy contento de estar aquí. Creo que ha sido muy importante llegar con trabajo ya, pero también haber logrado entablar buenas relaciones sociales en muy pocos meses.

Parece que hacer amistad con suecos suele ser lo más complicado…

Antes de venir tenía el prejuicio de que los suecos eran fríos, distantes… De hecho, cuando tuve la entrevista de trabajo, ellos mismos ya me hablaron de las diferencias culturales entre los latinos y los suecos, como que necesitan más tiempo para confiar en las personas, que no les gustan mucho los besos ni los abrazos… Así me habían descrito el panorama, pero a mi llegada fue muy diferente todo. El idioma puede parecer al principio un obstáculo, pero si eres una persona flexible y quieres aprender, ellos están mucho más dispuestos a aceptarte.

Y tú lo has conseguido además en muy poco tiempo…

En apenas 3 o 4 meses ya había entablado buena amistad con suecos, que hasta ellos mismos me decían que era muy difícil, pero no ha sido así. Yo soy una persona abierta y sociable, y ha sido como recíproco. Me encontré con personas muy abiertas y tolerantes, que me han ayudado muchísimo en momentos muy duros, como lo que me ocurrió al poco de llegar…

¿Qué te pasó?

Aunque no llegué en lo peor de la pandemia, a las dos semanas de estar en Suecia me contagié de la COVID-19. Me pasé unos 9 días con fiebre muy alta que no remitía. Imagínate, llegas a un país en que no conoces a nadie y te pasa esto. Además, como estaba enfermo, tenía que estar solo y aislado. Pero esa experiencia tan mala me permitió vivir en primera persona la calidez y amabilidad de los suecos. Mis compañeros de trabajo venían a verme cada día a casa los 10-15 minutos que podían, me traían la comida, medicinas, y me llevaron incluso al hospital cuando me puse peor (al final estuve ingresado unos 3 o 4 días). Y todo eso sin apenas conocerme, solo llevábamos 2 semanas trabajando juntos.

Desde luego, tienes unos compañeros fantásticos. ¿Cómo te planteaste ir a Suecia?

Durante mi doctorado de Educación en Italia, ya tenía claro que los países nórdicos están a la vanguardia del sistema educativo, pero nunca había pensado en venir a Suecia a vivir y trabajar. Entonces empezó la pandemia en Italia, la situación se tornó muy complicada y sentí la necesidad de cambiar, porque había cosas que no me gustaban, tenía que encontrar otra motivación en mi vida. Un día encontré aleatoriamente un vídeo en Youtube en que decían que Suecia necesitaba médicos, sanitarios y docentes. Y ahí pensé «¿por qué no?». Pero no encontré cursos en Italia.

Así que te pusiste a buscar por Internet…

Sí. Buscando encontré los cursos online de sueco de SVENSKA! Vi que estaban bien estructurados y que eran lo que necesitaba, sobre todo por la modalidad online. Al principio me apunté a un intensivo en verano de 2020 y después a los dos niveles semestrales. Y ese intensivo me sirvió para hacer una inmersión bastante rápida en el sueco, porque antes no tenía ni idea de Suecia ni del sueco, más allá de ABBA, Roxette, etc., ya sabes [ríe].

¿En qué nivel de sueco estás ahora?

Estoy haciendo el B2.

Con solo un año de estudio no está nada mal, vas por el cuarto curso ya…

Sí, más una entrevista de trabajo. No hablo inglés tampoco, así que fue un reto aun mayor para mí.

Los compañeros de Carlos le han ayudado hasta a la hora de comprar ropa de invierno

¿Qué idiomas hablas?

Español, italiano e inglés muy básico. Mi entrevista la hice totalmente en sueco.

¿Cómo lograste marcharte a Suecia con trabajo?

Fue todo muy especial. Haciendo los cursos de sueco en SVENSKA! no solo encontré cursos de sueco, sino un ambiente muy familiar, con una muy buena metodología, que me permitió creer que estaba haciendo algo muy positivo para el futuro. Cuando ya llevaba unos cuantos meses con los cursos de sueco, mi profesora, Amanda Monjonell, me sugirió que ya podía empezar a buscar trabajo en Suecia, a lo que yo le respondí que no creía estar lo suficientemente preparado, pero ella insistió. Me dijo que con la formación tan completa y específica que tengo, mi nivel de sueco de entonces y mi motivación por aprender, ellos lo iban a apreciar, que tenía muchas posibilidades laborales. Yo tengo una licenciatura y un máster en Educación Especial, además de un doctorado de investigación.

¿Cómo preparasteis este proceso?

Bueno, Amanda me ayudó a preparar el currículum en sueco. En España o Italia parece que cuantas más páginas tiene, mejor es. Allí, al contrario: 1 o 2 máximo. Una semana después de que empezara a enviar, comenzaron a llegar respuestas: unos me agradecían mi correo, otros querían saber más de mí, otros me pedían un certificado de antecedentes penales para ejercer de profesor… En esas me contactaron desde dos centros educativos.

¿Y cómo fue?

En uno no tuve éxito: me entrevistaron de manera online, me dijeron que tenían a otra persona candidata y que en una semana sabría si obtenía el empleo, que fue que no. Pero creo que fue positivo, porque me permitió romper el hielo y pude practicar las respuestas que había preparado con Amanda. Después, el segundo centro que me contactó también me solicitó hacer una entrevista por Internet conmigo, y esta vez sí que me aceptaron.

Lo cierto es que las entrevistas personales son fundamentales para buscar trabajo en Suecia.

Sí, pero lo que más me gustó es que las entrevistas se basan mucho en cómo eres como persona, cómo trabajas. Con el currículum ya saben que tu perfil les gusta, pero quieren conocerte más como persona.

¿Cómo es el centro donde estás trabajando?

Es un centro para niños con necesidades especiales. Ellos trabajan mucho en equipo y eso es bueno, porque siento que no estoy solo. Mis colegas me ayudan mucho, trabajo 8 horas porque la escuela está abierta todo el día, y desde el principio fueron muy pacientes conmigo. Llegué en agosto, 4 días antes de empezar el curso, y me ayudaron mucho. Casi todos son nativos suecos, y los que no igualmente me hablan solo en sueco.

Veo que la experiencia laboral está siendo muy positiva…

Sí, todo menos obtener el Personnummer. Hasta que no lo tienes, no se puede hacer prácticamente nada. Paciencia. Hay que iniciar los trámites lo antes posible.

Carlos, con su preciado Personnummer
Carlos, con su preciado Personnummer

¿Cómo es trabajar en Suecia como profesor habiendo obtenido los títulos en Italia? ¿Puedes trabajar en un centro público?

Sí, hay que convalidarlos. Por eso, estas cosas va bien hacerlas con cierto tiempo. En mi caso, la convalidación tardó como unos 3 meses, aunque es verdad que justo pilló el verano. Yo hice la entrevista en junio y en agosto ya estaba en Suecia. Hay que dirigirse a Skolverket, la Agencia Nacional Sueca para la Educación, donde te indican cómo es el procedimiento. Justo cuando me confirmaron que me contrataban, ya mandé toda la documentación por Internet. Se puede mandar con traducción jurada en inglés o en sueco. Ahora bien, para poder ejercer como docente absolutamente a todos los niveles  necesito obtener el C1 de sueco, y con ese objetivo estoy estudiando. Ahora estoy trabajando como asistente de docente.

¿Y con el C1 ya podrías trabajar como profesor en Suecia en igualdad de condiciones con cualquier profesor sueco?

Sí, así es. Con el C1 ya podré tener un contrato laboral como docente titular propiamente, no como asistente.

 Así que fue una buena idea decidir estudiar sueco…

Sí, empecé hace solo un año y mira, estoy aquí, hablando con mis compañeros de trabajo en sueco. Hace 12 meses no podía decir ni una palabra en sueco, me parece como un sueño.

¿Dónde trabajas, en Suecia?

Me encuentro en Borås, muy cerca de Gotemburgo, la segunda ciudad más grande después de Estocolmo. Además, el hecho de estar en el centro-sur de Suecia se hace más llevadero, aunque en invierno obviamente hace frío. En diciembre hemos estado con mínimas de -10 ºC y máximas de -5 ºC.

¿Cómo llevas el tema de la climatología, después de vivir en Italia?

Pues cuando llegué en agosto, llovía todo el día y hacía unos 15 o 20 ºC, cuando en Italia había 40 ºC. Otra cosa que noto es que incluso cuando hay sol, es un sol como más apagado, no es aquel sol directo del sur de Europa. Durante la época de invierno la vida social es, sobre todo, dentro de las casas, en el pub, o cosas así. Durante esa época del año, a las 4 o las 5 de la tarde ya no hay nadie en la calle, vas a trabajar con oscuridad y vuelves con oscuridad. Espero que, con la primavera y el verano, la sensación cambie un poco. De todos modos, mis compañeros aquí me han ayudado mucho también con el tema de la ropa.

¿La ropa?

Sí, toda la ropa térmica me dijeron que la comprara aquí, hasta me han aconsejado y acompañado a comprar. Aquí la gente suele ir bastante al bosque, entonces pues se necesitan pantalones térmicos, botas, etc. Hacer amistad con nativos no solo me ha servido para mejorar mi nivel de sueco, sino para conocer mejor su cultura. Ya habíamos visto muchas cosas sobre cultura sueca en los cursos que había hecho con SVENSKA!, pero así puedo vivirlas de primera mano.

¿Qué planes tienes de cara al futuro?

Yo veo que en Suecia hay posibilidades, obviamente también porque tengo una formación muy completa y específica, como es un doctorado. Con mis colegas de trabajo y con mis amigos también veo que es posible ir mejorando laboralmente, tanto en funciones como en lo económico. La base está en dominar el sueco, y en eso estoy, con muchas ganas.

Ver más testimonios

Consultar información sobre Swedex


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.